Lymantria dispar

Nombre vulgar: 
Polilla gitana
Sinonimia / Otros nombres científicos: 
Portheria dispar, Ocneria dispar, Bombyx dispar, Hypogymna dispar, Liparis dispar, Phalaena dispar, Porthesia dispar
Tipo de plaga: 
Insectos
Taxonomía: Insectos: 
Lepidoptera > Lymantriidae
Condición fitosanitaria: 
  • Plaga Cuarentenaria Ausente
Descripción biológica: 

Huevos: tienen forma abombada, ovalada, con aspecto aterciopelado y color anaranjado. Se encuentran aglutinados con una sustancia segregada por la hembra, y protegidos con las escamas del abdomen de la hembra. El tamaño de la masa es variable y puede tener entre 250 y 500 huevos, aunque se han encontrado algunas de tamaño excepcional con 1500 huevos. Se encuentran más frecuentemente en la parte inferior de las ramas más horizontales, aunque también pueden realizar la puesta en objetos que se encuentren cerca tales como rocas, trozas de madera, vehículos. Los plastones tienen un tamaño de 3-4 cm de longitud por 1,5 a 2 cm de ancho. Su tamaño y la fecundidad media son buenos indicadores del estado de la población. Así pues si el número de orugas nacidas por puesta es pequeño, la población se encuentra en regresión.
Larvas: Las hembras pasan por 6 estadios antes de empupar, mientras que los machos únicamente pasan por 5. El primer estadio se denomina fase espejo, y en él las larvas tienen unos 3 mm de longitud, son negras con pelos largos. En el segundo, tienen unos 5 mm y son de tono marrón con pelos cortos. En el tercer estadio tienen unos 7 mm, son de color negro con largos pelos. En los tres primeros estadios la cabeza es negra y el cuerpo tiene unas manchas simples. La larva en sus últimos estadios alcanza de 45 a 70 mm, presentando una coloración general grisácea, con pelos largos que pueden ser negros o claros. Lo más característico en estas fases es una fila doble de tubérculos en la parte superior, que suelen ser cuatro pares de color azul y siete pares de color rojo, aunque esto puede variar, encontrándose incluso orugas con los once pares de color azul. La cabeza es jaspeada de color tostado y negro, con dos manchas negras en la parte frontal.
Pupa: recién transformadas las crisálidas tienen un color amarillo-rojizo y se vuelven de color oscuro, marrón rojizo, con algunos pelillos de color amarillento. Son libres y están provistas de unos hilitos sedosos en el extremo del abdomen, mediante los cuales se sujetan y le son útiles para abandonar en exuvio en el momento de la emergencia. Las crisálidas de las hembras son de mayor tamaño y tienen la terminación del abdomen ovalada, mientras que las de los machos, de menor tamaño, tienen la terminación del abdomen casi puntiaguda. La fase tiene lugar en el árbol, en grietas o lugares protegidos.
Adultos: En esta fase existe un pronunciado dimorfismo sexual.
Hembra: es una mariposa con una envergadura de unos 45-65mm. El cuerpo es grande y puede alcanzar los 3 cm de longitud, encontrándose cubierto de pelillos de color anaranjado. Este abdomen tan abultado le impide volar, a pesar de tener las alas perfectamente desarrolladas, por lo que se desplaza caminando torpemente. No suele alejarse mucho de su exuvio para realizar la puesta, valiéndose de feromonas sexuales para atraer al macho. El tórax se encuentra recubierto de abundantes pelillos color blanquecino. Las alas son blanquecinas, con una serie de manchas negras de las que se destaca una en forma de V en las alas anteriores y otras más pequeñas en el margen apical. Las antenas son finamente dentadas. Las patas son negras, con el fémur cubierto de pelos de color blanquecino.
Macho: es más pequeño, con 35-40mm de envergadura y 18-20mm de longitud del cuerpo. Tiene antenas bipectinadas, en forma de pluma y el abdomen es bastante más pequeño que el de la hembra. Las alas son de color parduzco, presentando en las alas anteriores, manchas en forma de zigzag, de color más oscuro y abundantes. Son muy buenos voladores, pudiendo desplazarse varios kilómetros. Realizan un vuelo en zigzag buscando a la hembra. Las patas son de color grisáceo y al igual que la hembra, tiene el fémur cubierto de vellosidad, aunque en el macho es de color gris.

Lymantria dispar tiene una generación por año. Pasa el invierno en forma de huevo, protegidos dentro de los típicos plastones amarillentos, en la corteza de los troncos u otros órganos leñosos de las plantas hospedantes. Los huevos eclosionan durante la época del rebrote de sus huéspedes en la primavera. Durante el primer estadio, las larvas (en fase espejo) permanecen encima de la puesta sin comer. Pasados diez días, las orugas, que poseen un marcado fototropismo, comienzan la fase de dispersión y se dirigen a la parte alta de la copa, comenzando su alimentación. En los primeros tres estadios se alimenta durante la noche.
Inicialmente los daños se producen sobre las hojas nuevas y consiste en pequeñas roeduras por el centro de la hoja. En esta fase, si el árbol no tiene hojas nuevas, las larvas se dejarán colgar de hilos de seda, para ser dispersadas por el viento a nuevos pies con hojas rebrotadas. Este es el sistema empleado para su dispersión, en la polilla gitana raza europea, ya que la hembra no puede volar. Así pueden desplazarse varios kilómetros. Por ello se deduce que el viento es el principal factor de dispersión.
Cuando el ataque de la plaga es muy intenso, la oruga destruye completamente las hojas y los brotes nuevos, incluso las hojas de años anteriores, causando una defoliación total.
Durante toda su vida, las larvas consumen alrededor de 1m² de follaje.
El tiempo de paso de un estadio a otro es de unos 10 días, aunque si las condiciones climáticas son favorables, puede reducirse a 5. Por ello la fase larvaria dura unos 2 meses, aunque podría reducirse a la mitad.
Una vez completa la fase larvaria, la oruga empupa. Las orugas se reúnen en grupos pequeños en la parte inferior de las ramas bajas. Esta fase suele comenzar a principios del verano y dura entre 10 y 15 días. Pasado este tiempo emergen los adultos, que viven 5 días durante los cuales se realiza la puesta, que permanecerá en el árbol hasta las eclosiones de la siguiente primavera. Los machos eclosionan 1 o 2 días antes que las hembras y ambos sexos, cuando emergen, son sexualmente maduros.
En plantas frutales se alimentan en un inicio de partes florales y continúan hasta alcanzar la plenitud de floración. En una última instancia, se alimentan de frutos y hojas en expansión a lo largo del nervio central y los laterales.

Signos y síntomas / Daños: 

Lymantria dispar es un insecto fitófago defoliador extremadamente polífago que puede, en condiciones adecuadas, defoliar cualquier especie de planta.
Los daños son producidos por la alimentación de las larvas. Inicialmente los daños aparecen como agujeros en las hojas nuevas. Cuando la larva va creciendo, también atacará el margen de las hojas, y en los últimos estadios consumirá toda la hoja.
Si la brotación no se ha producido cuando nace la larva, se alimentará de las yemas, pero sin destruirlas, de modo que se produzca la brotación y posteriormente atacará los brotes recién nacidos.
Si la plaga es muy intensa la oruga acabará alimentándose de las hojas viejas, produciendo la defoliación total.
No es frecuente que los árboles mueran como consecuencia del ataque, pero si el mismo coincide con circunstancias adversas puede producirse la desaparición de numerosos ejemplares.
Si no se dan estas circunstancias lo normal es que el rebrote se produzca en 20 o 25 días y en un mes el follaje este recuperado.

Condiciones predisponentes: 

Su ciclo biológico depende de las condiciones climáticas. La exposición del huevo a temperaturas menores a -23 ºC, en períodos cortos es letal, al igual que a temperaturas promedios de -9 ºC en períodos largos (3 meses). La emergencia de las larvas no ocurre a temperaturas inferiores a 0 ºC, o superiores a 20 ºC. No es raro encontrar un pequeño número de larvas que eclosionan a fines del verano, pero estos nunca llegan a desarrollar.
Para el hemisferio norte en términos bioclimáticos, la raza asiática se confina en áreas con precipitaciones mayores a 100 mm anuales, limitadas por las isoterma -18 a 20 ºC en enero, y 15 a 27 ºC en julio. Las áreas donde ocurren las irrupciones poblacionales, están limitadas por las isotermas -18 a 5 ºC para enero, y 15 a 23 ºC para julio, en el hemisferio norte.