Punica granatum

Imagen: 
Nombre vulgar: 
Granado
Milgrano
Pomegranate
Español
Tipo de cultivo: 
Frutales
Nombre científico: 
Introducción: 

La zona de origen del granado se extiende desde los Balcanes hasta el Himalaya. Actualmente el granado se cultiva en toda la Cuenca Mediterránea, Arabia, Irán, Afganistán y en Estados Unidos.
En Argentina es un cultivo reciente, pero en franca expansión; actualmente se está cultivando con mayor importancia en la provincia de San Juan. Se trata de un frutal alternativo para muchas zonas, especialmente donde las malas condiciones del suelo o la escasa calidad del agua de riego impiden la explotación rentable de otros frutales.
La granada, que es el fruto del granado, tiene una cantidad de hidratos de carbono superior a la mayoría de las frutas más conocidas (fundamentalmente glucosa y fructuosa), es rica en calcio, sodio y potasio. Entre otros aportes nutricionales presenta pequeñas cantidades de vitaminas C, B1, B2, B3, B5 y E. Dentro de los minerales se destaca su alto contenido en potasio, aunque también aporta fósforo, manganeso, calcio, hierro y magnesio. Además, contiene ácidos orgánicos como el ácido cítrico, que le confiere el sabor ácido característico de esta fruta.
Entre las demás utilidades de este fruto se distingue su uso como confituras, helados, y el jugo de éste fruto es utilizado para producir granadina o jarabes. Además, esta planta es muy utilizada como especie ornamental.

Taxonomía: 

El granado pertenece a la familia de las Lythraceas, genero Punica, especie Punica granatum.

Características morfológicas: 

En condiciones naturales es un pequeño árbol caducifolio, de 3 a 6 mts. de altura, con el tronco retorcido, de madera dura y corteza escamosa de color grisáceo. Las ramas jóvenes pueden ser cuadrangulares o angostas. La copa presenta un desarrollo natural de forma globosa, pero en plantaciones comerciales, debido al manejo agronómico que requiere el cultivo, sobre todo la poda, tiene el aspecto de un arbusto pequeño, normalmente con más de un tallo, aunque en algunas condiciones de cultivo se las conduce con un único tronco, con muchas ramas espinosas y longevas.

Raíz: el sistema radicular es superficial, horizontal, carece de raíz pivotante, producto de la multiplicación por estacas de éste frutal. Las raíces se caracterizan por ser nudosas, consistentes y de corteza rojiza. Alcanza un gran desarrollo y tiene un gran poder de absorción en medios salinos, lo que hace que éste frutal pueda prosperar en éste tipo de suelos.

Hojas: se caracterizan por ser brillantes, están insertas en ramos vegetativos y mixtos. Tienen un tamaño de entre 2 y 9 cm de longitud y de 1 a 3 cm de ancho, aproximadamente, siendo enteras, lisas, opuestas, sin estípulas, verticiladas algunas y esparcidas otras, glabras, oblongas caducas y de pecíolos cortos.
En ocasiones y en unas variedades con mayor frecuencia que en otras, además de dos hojas por nudo, opuestas, se pueden encontrar en el mismo árbol ramos con tres hojas por nudo dispuestas a 120º e incluso, ramos con 4 hojas por nudo.
Cuando las hojas son jóvenes presentan un color rojizo, y cuando son adultas adquieren un color verde brillante, con el pecíolo de la misma tonalidad rojiza. El haz de la hoja presenta un color verde más oscuro que en su envés.

Flores: se presentan solitarias o en grupos de hasta siete, situándose en los ramos mixtos, en posición axilar y/o coronándolos y/o en ramos anticipados. Poseen entre 5 a 9 pétalos y sépalos, ambos de colores rojos y alternos. Son hermafroditas con más de 300 estambres, agrupados en varios pisos insertos en el cáliz, de filamentos rojizos y anteras amarillas.
Por la belleza de las flores, el granado también es muy cultivado como especie ornamental.

Frutos: es una baya globosa denominada balausta de 5 a 12 cm de diámetro, coreáceo, rojo o amarillo rojizo, coronado por los restos del cáliz, normalmente con lóculo de 5 verticilos, todos ellos separados por el endocarpo membranoso y amarillento.

Semillas: es la parte aprovechable para el consumo en fresco o industrial del fruto. Éstas, son voluminosas y poseen la capa externa de la testa bien desarrolladas , de color rosáceo casi transparente y comestible, mientras que la capa interna está lignificada. La dispersión natural es endozoocoria, pues las semillas no se digieren y se reparten con las heces, en particular de las aves.
Comercialmente, el granado se propaga de dos maneras: a través de propágulos (esquejes enraizados) o bien por injertación en porta injertos seleccionados.

Fenología del cultivo: 

Durante el mes de junio se produce el agoste (4 semanas). En las primeras dos semanas de julio se poda. A partir de la segunda quincena de julio es el brotamiento, con una duración de 5 semanas aproximadamente. Luego a fin de agosto comienza el período de floración (con una duración de 7 a 8 semanas. A mediados de octubre se produce el cuajado (5 semanas) y el desarrollo del fruto se da desde mediados de noviembre, diciembre y enero (10 semanas). La maduración y cosecha es desde febrero hasta mayo, con una duración de 12 a 14 semanas.

Productos que se exportan: 

Fruta fresca

Variedades comerciales: 

Comercialmente, por cuestiones de tamaño, sabor y color, existen granadas para cada tipo de mercado. En Argentina se encuentran registradas seis variedades comerciales, las cuales se mencionan y describen brevemente a continuación:
Wonderful: es la variedad más demandada en el mercado mundial. Los frutos son de buen tamaño y de color rojo intenso. Los arilos (coberturas carosas de ciertas semillas) son suaves y tiernos, de color rojo oscuro y sabor agridulce. Éstos tienen un alto contenido de jugo, lo que le confiere a esta variedad aptitud industrial (doble propósito). La dureza de las semillas maduras es media. Las plantas son vigorosas y productivas. De esta variedad se han seleccionado clones de mejor color como, por ejemplo, Wonderful 100-1. El rendimiento ronda las 40 toneladas por hectárea, y el peso de cada fruta varía entre los 450 a 800 gramos. Esta variedad comienza la brotación en agosto, la floración en octubre, el cuaje en noviembre y el crecimiento del fruto se extiende desde diciembre hasta febrero. La cosecha se realiza a partir de la segunda quincena de marzo hasta el mes de abril. Es sensible a la insolación, por lo cual se hacen podas para poder proteger los frutos del daño producido por el sol.
Acco: es otra variedad muy cultivada por su excelente calidad y aceptación en el mercado nacional e internacional, y que también se puede industrializar. El fruto es de coloración roja a rosada y arilos rojos. Es de sabor dulce con baja acidez y un peso de 450 gramos. En Argentina es una de las variedades de cosecha más temprana (febrero a marzo). Otra característica importante es su baja sensibilidad a la insolación y su vigoroso crecimiento.
Hercowitz: es una variedad de temporada media con frutos y arilos rojos. Tiene sabor agridulce.
Emek: los frutos son dulces, de 400 gramos, de color rojo intenso, con arilos suaves y de coloración uniforme. Esta variedad presenta buena productividad y comienza su período de cosecha dos meses antes que Wonderful.
Kamel: la característica más destacada de esta variedad es su maduración tardía. Presenta frutos de un intenso color rojo interno y externo, que se distribuye uniformemente. Esta coloración, más oscura que la variedad Wonderful, aparece en forma temprana en el fruto. Los frutos poseen un peso de 500 gramos. Es tolerante al golpe de sol.
Shany Yonay: desarrolla un color rojo intenso uniforme tanto externo como interno, que aparece en forma temprana. Los frutos presentan un sabor dulce. Es de una gran calidad productiva y muy usada para venta de arilos por su uniformidad.

Requerimientos del cultivo: 

Edafoclimáticos:
En general el granado presenta comportamientos muy flexibles en cuanto a requerimientos de clima, siendo ideal el tipo mediterráneo y subtropical, caracterizado por presentar veranos secos, prolongados, con altas temperaturas diurnas y buena amplitud térmica diaria que coinciden con la maduración de la fruta. En climas templados, la maduración de los frutos no se completa y en los tropicales el exceso de humedad relativa reduce la calidad de los frutos. En estado vegetativo tiene una amplia tolerancia térmica (-12°C a 40°C), siendo sensible a las heladas antes de la latencia invernal y en floración.
No es muy exigente en agua, presentando buena resistencia a la sequía, persistiendo su desarrollo en áreas con precipitaciones no superiores a los 200 milímetros por año, aunque para vegetar correctamente y producir frutos de calidad necesita precipitaciones anuales de unos 500 a 700 milímetros.
También es resistente a la salinidad, tolerando aguas de 5 dS/m sin efectos negativos.
El granado se adapta a un amplio rango de tipos de suelo, aunque su mejor desarrollo se produce en condiciones de suelos profundos, frescos, y ligeramente arcillosos, tolerando los drenajes deficientes.
Su resistencia a la sequía, salinidad, asfixia radicular y clorosis férrica, así como a las bajas temperaturas invernales, hace que esta especie se pueda cultivar en terrenos marginales en los que es difícil adaptar las especies frutales más tradicionales.
Las plantaciones están situadas en diversas zonas de nuestro país, demostrando de esta manera la diversidad de adaptación a suelos y climas de este cultivo.

Amplitud climática (estimaciones)
- Rango de altitud: 500 - 2000 m.
- Precipitación media anual: 500 - 2500 mm.
- Régimen de lluvias: verano; invierno; bimodal uniforme
- Duración de la estación seca: 2 - 6 meses.
- Temperatura media anual: 25 - 38ºC.
- Temperatura máxima media del mes más caluroso: 34 - 44ºC.
- Temperatura mínima media del mes más frío: 4 - 12ºC.
- Temperatura mínima absoluta:> -10ºC.

Manejo del cultivo: 

Poda
La poda de formación presenta dos métodos:
Una técnica consiste en generar un soporte para la producción basado en uno o dos troncos principales respetando el crecimiento basitónico de la especie. Esta técnica es recomendable en zonas de heladas invernales.
Otro método establece la formación de la planta a partir de un solo tronco. Se rebaja la planta a una altura de 60 cm para que, desde los 30 cm del nivel del suelo, se generen 4 a 5 ramificaciones distribuídas uniformemente alrededor del tronco. Todo chupón o brote que surja por encima o debajo de los 30 cm debe ser removido.
El granado fructifica sobre madera del año anterior. La poda de fructificación se realiza en invierno, eliminándose chupones, ramas secas y ramas entrecruzadas. Es recomendable, debido a la proliferación de ramos, realizar esta poda todos los años.
En la poda de rejuvenecimiento se eliminan ramas viejas, en mal estado, para favorecer el reemplazo de las mismas a través de la formación de chupones.

Áreas y Volúmenes de producción: 

Distribución mundial del cultivo de granado:
Las principales producciones de granado se localizan geográficamente en el Hemisferio Norte, totalizando no menos del 95% de la producción mundial. Es necesario destacar que los volúmenes de China, India y Estados Unidos solo alcanzan parcialmente para abastecer sus Mercados Internos.
La India es el principal productor y consumidor. Otros países importantes son Turquía, España, Egipto y Túnez quienes producen para el mercado Europeo y del Medio Oriente. Con respecto al Hemisferio Sur, los países productores y sus producciones son más incipientes.

Si bien no se ha podido encontrar antecedentes o referencias históricas sobre el ingreso del granado en Argentina, es muy probable, como ha ocurrido en otros casos, que este frutal haya sido introducido por los conquistadores españoles, tal como ocurrió en México. De hecho, hasta no hace mucho tiempo, el granado se cultivaba solo en huertas frutales de casas de familia para consumo familiar o como árbol ornamental.

En Argentina, se puede ubicar al año 2007 como un punto de inflexión donde se despierta un manifiesto interés por este cultivo. Las plantaciones están situadas en diversas zonas de Argentina, demostrando de esta manera la diversidad de adaptación a suelos y climas del cultivo.
Las provincias productoras son: Salta, Tucumán, Catamarca, San Juan, San Luis, Córdoba, Santa Fé, Buenos Aires, Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

Volúmenes exportados: 

En el año 2016 las exportaciones de fruto fresco alcanzaron las 724 toneladas, en 2017 fueron 1.608 toneladas y en 2018 llegaron a las 1.943 toneladas. En el primer semestre de 2019 las exportaciones alcanzaron las 3064 toneladas.
Los principales países importadores, en el período 2016-junio de 2019, son Estados Unidos con 5132 Ton., Países Bajos (Holanda) 787 Ton., Reino Unido con 568 Ton. e Italia con 382 Ton. Otros países a los que se exportan volúmenes menores son Singapur, Federación Rusa, Brasil, Egipto, Portugal, entre otros.