Eucalyptus dunnii

Imagen: 
Nombre vulgar: 
Eucalipto
Español
Tipo de cultivo: 
Forestales
Nombre científico: 
Introducción: 

Tanto en su zona nativa (Queensland) como en Argentina, presenta escasa producción de semillas. Su aptitud para la elaboración de pastas celulósicas es regular, pudiéndose utilizar sin embargo para la elaboración de pastas blanqueadas para papeles de impresión, en función del color blanquecino que tiene su madera.

Características morfológicas: 

Posee fuste recto, follaje péndulo. Corteza caduca en fajas largas, en la base del tronco persistente, escamosa. E. dunnii tiene duramen amarillento, de poca durabilidad, densidad seco al aire de 800 kg m-3, empleado en construcciones livianas.
Primeras hojas opuestas, las adultas alternas de 10 a 20 cm de largo por 2 a 4 cm de ancho, ápice acuminado, base cuneada.
Flores 7 dispuestas en inflorescencias simples, axilares. Florece a fines de primavera y en verano. Pedúnculos de hasta 3,5 cm de largo, achatados. Opérculo levemente rostrado, mayor que el hipanto. Frutos de 0,6 cm de diámetro. Valvas 3-4 salientes, anchas.

Requerimientos del cultivo: 

Se trata de una especie cuyas condiciones ecológicas de adaptación son análogas a las de E. saligna y E. grandis, requiriendo climas tropicales a subtropicales con precipitaciones superiores a los 950 mm anuales, con nulo a escaso déficit hídrico. No obstante es más resistente al frío que las especies citadas, constituyéndose este aspecto en una ventaja que permite su cultivo en zonas donde las temperaturas mínimas llegan a los – 7 ºC (Buenos Aires, litoral Santafesino y Misiones). Crece en suelos de alta fertilidad y capacidad de retención de agua y buena aereación siendo sensible al mal drenaje.